El plató del siglo de Oro

"Ahora tienes una misión: la gente necesita creer en algo" (El cura)

La villa de Madrid tiene el don de la ubicuidad. Un callejón empedrado sin mucho cable, un monasterio telegénico, una casona tenuemente iluminada, un soportal libre de terrazas y turistas, algún mural cartón piedra y ciertas virguerías digitales son capaces de convertir hasta un pueblecito de Ávila en capital del Reino más o menos creíble.

Como muestra, he aquí el último y deconstruido Madrid del Siglo de Oro:

Esta réplica de la villa -que le ha costado a Globomedia una millonada- es, como sabrá todo hijo de vecino (sintonizado), el escenario donde se desarrollan las aventuras de Águila Roja, ese ninja castizo enfundado en un burka que ha hecho los deberes de audiencia en Televisión Española (más de cinco millones de espectadores) y le ha devuelto la sonrisa televisiva a Francis Lorenzo. Como no pretendo aquí ni desenmascarar ni destripar este nuevo producto de entretenimiento tan made in spain (para eso están compañeros descodificadores y seriales), me limitaré a trazar una ruta turística por el ficticio plano Texeira, que lo mismo recala en Segovia que en el plató de Globomedia.

Así que si ven atentos la serie (aquí el primer capítulo completo), se podrán detener en el Monasterio de Uclés, en Cuenca, algo así como El Escorial de la Mancha pero rodeado de bastiones y torres almenadas, que le da un aire aún más cinematográfico (aquí se han rodado otras historias de capa y espada, como Alatriste o Los tres mosqueteros). Podrán echar un vistazo a las bóvedas de ladrillo y las bodegas de la Cartuja de Talamanca del Jarama, monumento edificado por los monjes de El Paular que también sirvió de escenario de película a El Buscón. Entre pirueta y voltereta lateral del justiciero vengativo pero bondadoso, el observador más perspicaz descubrirá ciertos callejones de El Tiemblo, en Ávila, las casas señoriales de la villa de Pedraza, en Segovia, donde se ha rodado Así en el cielo como en la tierra y otras muchas películas que pueden descubrir aquí. También podrán rastrear la esencia castellana del siglo XVI en las casonas de la villa de Uceda y en el casco antiguo de Toledo y penetrar en castillos con pasado literario, como el de Batres, en Madrid, de la familia de Garcilaso de la Vega, o con un pasado un poco más regio, como el de Guadamur, en Toledo, que alojó a Juana La Loca y Felipe El Hermoso. Pero presten atención, sobre todo, al skyline digitalizado del siglo de Oro madrileño que contempla cada noche desde el tejado este híbrido de El Zorro y Robin Hood tras repartir justicia. A mi me parece ver la catedral de La Almudena...  En fin, hasta en el mejor plató del siglo de Oro se cuelan elementos neoclásicos. Y eso que tenemos Photoshop.

aguila-roja.jpg

| 2 Comentarios | TrackBacks

No hay TrackBacks

URL del TrackBack: http://blogs.hellovisitspain.com/mt/mt-tb.cgi/30

2 Comentarios

Me gustaría equivocarme, pero no creo que se lleguen a ver todos los escenarios en los que se ha rodado este bodrio. Posiblemente no pase del 5º o 6º capítulo antes de que la audiencia deserte en forma masiva. ¡Que horror!

¿Que se ve La Almudena? eso es casi un matiz por lo poco que se aprecia en comparación con otros numerosísimos anacronismos, empezando por el lenguaje que utilizan, expresiones, dichos, objetos que aparecen, diálogos imposibles en la época, etc. El otro día, no sé en qué número de capítulo porque no he visto todos por suerte, apareció un mechero!!! el colmo. Deberían haber puesto mucho más cuidado sobre todo si han invertido tanto dinero podrían haber pedido asesoramiento a historiadores.

Deja un comentario

Publicidad

Publicidad

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)