Recientemente en la CategoríaMuseos y exposiciones

dadadasB.jpg

O como anuncian desde los talleres infantiles de la Fundación Carlos de Amberes de Madrid, una Disparatada Navidadá.

Coincidiendo con las vacaciones, los críos, previa inscripción, pueden pasar unos ratos estupendos. Si tienen entre 5 a 12 años, los últimos días de diciembre y los primeros de enero, tendrán la oportunidad de jugar y crear sus propias obras. Utilizar un teléfono escacharrado, fabricar adornos disparatados, diseñar tarjetas navideñas con pop ups, construir un árbol en el que colgar deseos... Siempre con un toque dada.

Estos talleres han sido preparados como complemento a la exposición "Je suis dada", en la que veintiséis diseñadores contemporáneos de Flandes proponen nuevas normas y nuevos valores en los que haya espacio para el juego y la creatividad.

La escenografía de la exposición tiene como objetivo recrear un entorno surrealista en el que nada es lo que parece. Unos cuervos, que evocan las películas de Hitchcock, vigilan al visitante, mientras el espacio blanco remite a un mundo onírico y las cortinas invitan al espectador a descubrir lo que hay detrás.

Tanto el dadaísmo como el surrealismo desafiaron el orden establecido. Hoy sólo lo hacen los niños.

Disparatada Navidadá!
Talleres infantiles.
Horarios: De 10,00 h. a 14,00 h.
Edades: Niños de 5 a 12 años, distribuidos por edades.

"Je suis dada"
Fundación Carlos de Amberes
C/ Claudio Coello, 99.
Hasta el 6 de febrero de 2011
Web: www.fcamberes.org



| Comentarios | TrackBacks

No creo que las monjas del monasterio de las Descalzas Reales de Madrid conozcan la canción de Led Zeppelin, pero de lo que sí deben estar orgullosas es de la prodigiosa y magnífica escalera de su convento. Un año después de haber comenzado los trabajos de restauración de las pinturas de su escalera principal los murales pueden disfrutarse ya, resucitados y plenos de color. Estamos, sin duda, en uno de los rincones con más magia de la capital española.

 

A dos minutos de Sol, a uno de Callao y a medio de Preciados, el monasterio de las Descalzas Reales ha sabido perdurar a través de los siglos como un raro oasis de paz. Clavado en el corazón del Madrid más frenético resulta un inesperado tesoro conservado milagrosamente desde el tiempo de los Austrias.


w41585_2.jpg

 Traspasar sus puertas es como volver a entrar en aquel lejano siglo. Aún hoy alberga un convento de clausura de Clarisas Franciscanas. Y eso que fue fundado en el siglo XVI por la infanta Juana, hermana del rey Felipe II, y en él ingresaron algunas mujeres de este linaje, como la emperatriz María, viuda de Maximiliano II, y su hija Margarita.

 

La comunidad eclesiástica estaba compuesta por treinta y tres religiosas en memoria de la edad a la que Cristo murió. Todas ellas debían pertenecer al linaje real o proceder de familias nobles. Mujeres cultas y poderosas, a través de las que surgió el mecenazgo artístico y unas estrechas relaciones entre la Corte y el monasterio, donde llegaron a tener residencia durante un tiempo las reinas Margarita de Austria e Isabel de Valois.


La escalera real es la pieza más espectacular del convento, con sus frescos, sus pinturas religiosas y, sobre todo, el balcón real, que muestra a la familia completa de Felipe IV. Esta escalera es un auténtico museo de pintura mural, ya que es posible observar en ella diferentes estilos de diferentes épocas.El conjunto aparece coronado por una bóveda con distintos motivos arquitectónicos cuyo techo está decorado con El rompimiento de la Gloria, obra de Claudio Coello.

 

Además, la colección artística que esconde el convento es una de las más valiosas de España. Aquí se encierran cuadros de Brueghel el Viejo, de Zurbarán, de Tiziano, de Claudio Coello, de Sánchez Coello, de Rubens...; y esculturas  de Mena, Montañés y Gregorio Fernández. Sin olvidar el magnífico salón de tapices, donde el músico Tomás Luis de Victoria compuso algunas de sus piezas mayores como maestro de la Capilla Real. La música se escapaba triunfante de los tubos del órgano para perderse escalera arriba.


A las monjas, esta escalera sí que les llevará al cielo.

 

Monasterio de las Descalzas Reales

Plaza de las Descalzas, s/n. 28013 Madrid.

Tel: 91 454 88 00.

Cierra los lunes.
| Comentarios | TrackBacks

Serrano, Lagasca, Velázquez, Padilla, Juan Bravo, Claudio Coello, Don Ramón de la Cruz, Ortega y Gasset, ... Tiene su encanto recitar los nombres de las calles del barrio de Salamanca. Vienen solos unos detrás de otros. Y ya nos sentimos pasear sobre sus grises aceras. Despreocupadamente por barrio tan elegante.

 

Entre algunas de las mejores y más lujosas tiendas de todo Madrid, en el número 99 de la calle Caludio Coello se asoma tímidamente un histórico edificio. Allá por el año del señor del 1594, Carlos de Amberes, natural de esta ciudad en el Ducado de Brabante, cedió varios inmuebles para que sirvieran de albergue a los pobres y peregrinos procedentes de las diecisiete provincias de los Países Bajos que visitaban la Villa de Madrid.


Hoy, sobre el mismo solar, la Fundación Carlos de Amberes intenta mantener los vínculos históricos entre los territorios que formaron parte de la Monarquía Española durante los siglos XVI y XVII, esto es, Bélgica, Holanda, Luxemburgo y el norte de Francia.


poster_ensor.jpg

Desde el pasado 1 de octubre y hasta el próximo 8 de diciembre,  podemos descubrir en sus salas la obra de James Ensor (Ostende, Bélgica, 1860-1949), figura mayor de la vanguardia belga y precursor del dadaísmo, el expresionismo y el surrealismo. Aquí se muestra la colección completa de sus excepcionales grabados, así como una selección de pinturas y algunas máscaras de carnaval.

 

Siempre anduvo Ensor dándole vueltas a lo mismo. Ostende -su ciudad-, la religión, el carnaval, las máscaras, su propia imagen... eran sus temas más reiterados. Y a todo, siempre, le daba un tono más sarcástico que irónico.

 

James Ensor desarrolló un estilo propio, influido por Turner y por los impresionistas, pero atravesado por la tradición flamenca de El Bosco y Brueghel. Siempre resulta expresivo y su más acendrado imaginario está repleto de máscaras de carnaval, esqueletos y otros elementos grotescos y macabros.

 

Fue atrevido y experimental, y aunque se convirtió en un precursor de las vanguardias del siglo XX, siempre se mantuvo obstinadamente al margen de los movimientos de su época. La pintura era ya no sólo un vehículo de expresión de emociones, sino de agria crítica social.

 

Al salir y volver a las grises aceras del elegante barrio de Salamanca, durante unos instantes la mirada disecciona la vida en torno convirtiéndola en estampas de un macabro carnaval. Menos mal que se pasa enseguida.

 

La belleza de lo grotesco.James Ensor
Del 1 de octubre al 8 de diciembre de 2010.

Lunes cerrado.

Fundación Carlos de Amberes

Claudio Coello, 99. 28006 Madrid.

Tel: 91 435 22 01.

http://www.fcamberes.org

Póster para el Salon des Cents ©SABAM
| Comentarios | TrackBacks

Apabulla el Triángulo del Arte del Paseo del Prado. Renoir a un lado y los jardines impresionistas, en el Thyssen, al otro. Las colas para entrar, entre las primeras hojas caídas, se mueven con lentitud.

Pero podemos también limitarnos a disfrutar del tibio sol de la otoñada y caminar sin prisa dejando a un lado los externalizados ascensores del Reina Sofía, mientras nos desviamos y seguimos por el Paseo de la Infanta Isabel hasta llegar al cruce con la calle de Alfonso XII. Asoma en esa esquina el elegante edificio que acoge el Museo Nacional de Antropología. Al otro lado de la calle vemos El Retiro. Y dentro, Kerala y Bengala.


w20101013-63422584976415125.jpg

Hasta el próximo 30 de enero de 2011 podemos ver la exposición Kerala-Bengala: Miradas Cruzadas, que muestra en imágenes de gran formato los apabullantes contrastes de la vida en India. Su autor es el fotógrafo indio Subhrajit Basu, popularmente conocido como Bodo, que recibió el premio National Geographic en 2008.


Desde los retratos hasta el paisaje, el fotógrafo capta su entorno. Le basta lo que dura un click. Y cada imagen aparece acompañada de una historia. Historias que pretenden desvelarnos el mágico secreto de la India.


La exposición se completa con dos foto-instalaciones: India y Kumba Mela. La primera reúne unas doscientas fotografías a color que tomó Bodo durante años por todo el país. La otra instalación fotográfica proyecta un vídeo compuesto por 80 fotos a color y textos explicativos sobre la celebración del Kumba Mela, festival hinduista que atrae cada año a millones de peregrinos a Haridwar, uno de los siete lugares sagrados de la India.


Al mismo tiempo que la exposición, se celebrará un ciclo de cine hindú, y también se ha programado el taller Los colores de la India pensado para acercar al público infantil a este singular país.


Uno puede regresar a casa de vuelta por el Paseo del Prado. O mejor, aprovechando estas magníficas mañanas del otoño madrileño, internándose en El Retiro.


Kerala vs Bengala: miradas cruzadas
Fotografías de Subhrajit Basu Bodo
Hasta el 30 de enero de 2011.
Museo Nacional de Antropología
Alfonso XII, 68. 28014 Madrid.
Tel: 91 530 64 18 y 91 539 59 95.
Web: http://mnantropologia.mcu.es/index.html


Foto: Digha, oeste de Bengala © Subhrajit Basu

| Comentarios | TrackBacks

Cuando la Unión Soviética lanzó al espacio el Sputnik, aquel satélite artificial con forma de pelota de fútbol y de apariencia tan poco fiable, ya llevaba décadas una legión de artistas visionarios fascinados por el cosmos y soñando con llegar y transitar por el espacio.


Kandinsky, Malévich, Rodchenko, Tattlin y otros representantes de la vanguardia rusa, se inspiraron en esta búsqueda de otros mundos. Sus obras, ya en las primeras décadas del siglo XX, reflejaban el vuelo de los primeros aviones y los primeros experimentos espaciales.


Cartel.jpg

Muchas de estas obras han sido reunidas en la exposición "El cosmos de la vanguardia rusa: Arte y Exploración espacial, 1900-1930", que durante estos días se muestra en Santander, y que analiza la estrecha relación entre el arte y la ciencia rusa antes y después de la Revolución de octubre de 1917.


Son más de un centenar de pinturas, dibujos, pósters, fotografías de época y primeras ediciones de libros y álbumes, que manifiestan la percepción del espacio que tenían los artistas rusos de las primeras décadas del siglo XX. Además, la muestra incluye planos y modelos originales de las primeras maquetas de cohetes y aviones procedentes de veinte colecciones extranjeras.

 

La exposición se presenta como un homenaje a aquellos pioneros que hicieron posible llegar al espacio.

 

Laika, una perra callejera de Moscú, que tenía tres años de edad cuando fue capturada para el programa espacial soviético, fue el primer animal vivo en orbitar alrededor de la Tierra. Lo hizo a bordo de la nave soviética Sputnik 2, el 3 de noviembre de 1957, un mes después de que el satélite Sputnik 1 fuera puesto en órbita.

Laika murió entre cinco y siete horas después del lanzamiento, bastante antes de lo planeado. La causa de su muerte fue una combinación del estrés sufrido y el sobrecalentamiento ocasionado por un desperfecto del sistema de control térmico de la nave.


Pero fue la primera.

 

El cosmos de la vanguardia rusa: Arte y Exploración espacial, 1900-1930

Hasta el 19 de septiembre.
Sala de Exposiciones de la Fundación Botín.

Calle Marcelino Sanz de Sautuola, 3. Santander.

Tel: 942 22 60 72.

Web: www.fundacionmbotin.org
| Comentarios | TrackBacks

Sales del metro, cruzas un semáforo y caminas sin prisa por una de las grises aceras del barrio de Salamanca. A la vuelta de la esquina, en la calle Castelló aparece el cuadrado edificio de la Fundación Juan March.

 

Las puertas se abren solas. A la derecha queda una sala casi en penumbra. De sus paredes cuelgan doce pequeños grabados y tres acuarelas. Nada más. Avanzas despacio mientras te acostumbras a la escasa luz y empiezas a distinguir vasos, botellas, jarras encima de una mesa.

 

cuadroGiorgioW.jpg

La Fundación ha inaugurado, aprovechando unas obras de remodelación, este nuevo espacio dedicado a presentar selectas muestras de formato reducido, con estas obritas de Giorgio Morandi, todas ellas naturalezas muertas, fechadas entre 1927 y 1962.

 

Giorgio Morandi (Bolonia, 1890-1964) era un extraordinario pintor, de carácter reservado y contemplativo, que logró mantener su arte y su vida al margen de la corriente general del siglo. Siempre respetó la artesanía y creyó en la disciplina y en la humildad del artista.

 

Parte de la iconografía del pintor boloñés son simples vasos y botellas que, colocados sobre una mesa, se convierten en los principales protagonistas de sus cuadros. Buscaba "la metafísica de los objetos más comunes" y creía en "las leyes eternas del dibujo geométrico, el fundamento de toda gran belleza y de toda profunda melancolía".

 

Son doce grabados y tres acuarelas. Cuesta llamarla "exposición". Es apenas una pequeña sala. Pero suficiente para contener un arte en calma, un silencio obstinado que se pierde sin remedio, sepultado bajo el fragor de las apoteósicas exposiciones de largas colas, inauguradas bajo los focos y consumidas con bulimia.

 

Giorgio Morandi: Tres acuarelas y doce aguafuertes

Hasta el 18 julio 2010

Fundación Juan March

Castelló, 77. Madrid
Cerrado sábados, domingos y festivos

Web: www.march.es/index.asp


Naturaleza muerta, 1930
Estampa. Calcografía. Aguafuerte


| Comentarios | TrackBacks

El Guggenheim no es más que un montón de chatarra. Parece que lo hubieran tirado de cualquier manera a orillas de la ría. Refulge los días de sol mientras que en los atardeceres, duda. No sabe qué tono de luz elegir. Y cambia.


Ahora, otro chatarrero ilustre se ha quedado a vivir, por lo menos hasta el 12 de septiembre, en su interior. Lo ha llenado todo de señales de tráfico oxidadas, tubos de escape retorcidos, parrillas de radiador aplastadas, ruedas de bicicleta deformadas, persianas metálicas rotas, cubos abollados...

rauschenberg_society_color_.jpg

Sí. Rauschenberg está en el Guggenheim. (Aunque, es cierto, resulta algo complicado de pronunciar). El artista norteamericano que redefinió el arte de nuestro tiempo. Creador de obras con múltiples materiales y medios, utilizando las técnicas más diversas e insospechadas. Para el artista de Texas pintar no sólo implicaba tomar el pincel, sino también serigrafiar, realizar collages, ensamblar, golpear, romper, volver a unir...

 

Rauschenberg ha sido considerado precursor de prácticamente todos los movimientos que surgieron en el arte estadounidense tras el expresionismo abstracto y, sin embargo, a lo largo de toda su vida, permaneció siempre independiente y ajeno a cualquier categorización.

 

Gluts, que se muestra en estos meses en el Guggenheim, explora la obra en metal de Rauschenberg inspirada en los desechos o excedentes (gluts). A mediados de la década de 1980 la economía de Texas, basada en la industria petrolera, agonizaba por la recesión económica. Se trasformó entonces el paisaje rural en uno extraño y desolado, casi apocalíptico, en el que se sucedían gasolineras cerradas, automóviles abandonados y barriles oxidados.

 

rauschenberg_blind_rosso_po.jpg

Y en su estudio transformó esta chatarra inservible en relieves murales y esculturas exentas. Cuando mostró esta serie en público por primera vez en 1986, Rauschenberg manifestó: "Es tiempo de excesos. De codicia desenfrenada. Tan sólo la expongo, tratando de que la gente abra los ojos . . . Simplemente quiero que se enfrenten a sus ruinas. Les estoy ofreciendo souvenirs sin nostalgia".

 

Robert Rauschenberg: Gluts

Hasta el 12 septiembre 2010

Museo Guggenheim Bilbao

Avenida Abandoibarra, 2. 48001 Bilbao. BIZKAIA

http://www.guggenheim-bilbao.es/

Society Color Wheel Glut , 1989

Ensamblaje de metal

Colección particular, Suiza © Estate of Robert Rauschenberg / autorizado por VAGA, NY

 Blind Rosso Porpora Glut , 1987

Ensamblaje de metal con cuerda

The Darryl Pottorf Trust © Estate of Robert Rauschenberg / autorizado por VAGA,  NY
| Comentarios | TrackBacks
roca.jpg

Roca es una de esas marcas españolas que tienen nombre, prestigio y una gran proyección, incluso más en el extranjero que aquí. Pero no es suficiente para traerla a este blog, hablando siempre de cosas relacionadas con los viajes, de excusas para salir y descubrir nuevos lugares, exposiciones, alojamientos, restaurantes y otros sitios que tengan que ver con la cultura, el arte o la simple curiosidad. Entonces, ¿baños?, ¿sanitarios?, ¿lavabos?, ¿bidés?, ¿retretes?.

La empresa catalana ha inaugurado en Barcelona un centro arquitectónico para sus actividades sociales, culturales y expositivas: Roca Barcelona Gallery. Este nuevo edificio quiere convertirse en un nuevo espacio abierto a la ciudad. Es magnífico y absolutamente moderno.

Actualmente presenta una exposición, "El Baño. Una retrospectiva histórica", que ofrece un interesante y curiosísimo recorrido por las piezas más relevantes que han marcado la evolución del Baño: desde los cuidados muebles-letrina que se integraban en el mobiliario doméstico hasta las primeras y decoradas piezas de porcelana. Así hasta llegar a algunos de los diseños más actuales.(Es curioso. Si tienes que ir al baño, puedes tener la extraña sensación de no haber salido de la exposición, o de que estás utilizando alguna de las piezas expuestas).

 

Entre todas las que se muestran destacan algunas pertenecientes a la monarquía austro-húngara. Y entre ellas, una delicada porcelana sobre la que acomodaba sus no menos delicadas posaderas la emperatriz Sissi. Nada menos.

 

Roca Barcelona Gallery

Dirección: Joan Güell, 211-213. 08028. Barcelona, España.

Teléfono:+34 933 661 200

El Baño. Una retrospectiva histórica
Horario de atención al público:
De lunes a sábado de 10:00 h a 14:00 h y de 17:00 h a 20:00 h.
Domingo de 10:00 h a 14:00 h.
Entrada libre

http://www.roca.es/showroom/es_bcn_gallery.html
http://www.roca.es/showroom/pdf/esp_museu_roca.pdf
| Comentarios | TrackBacks

Pasear por una playa a primerísima hora de la mañana nos hace sentir mejor, más nuevos. Mientras las olas se obcecan sin esfuerzo y el sol, ya asomado al mostrador del amanecer, hace que entornemos los ojos. El viento nos da en la cara. Todo es magnífico: estamos estrenando el día.

 

Sin-título-1.jpg

Y a cada trecho, nos agachamos a recoger algo que nos llama la atención. Una concha, una caracola, una piedra... Hace ya mucho tiempo, en una de las playas del sur de Chile, un chico cogió una y, en cuclillas, se detuvo a limpiarla de arena y a observarla asombrado. Inició así una extraña afición que le duró toda su extraña vida y que le convirtió en un extraño coleccionista de estas extrañas formas marinas. Ese chaval era Pablo Neruda.

 

58965_cartel_amor_la_mar.jpg

Y algunas de las más singulares caracolas que recogió de las innumerables playas que bordearon su vida las podemos ver en Amor al mar. Las caracolas de Neruda, la exposición que se presenta en la Sede del Instituto Cervantes de Madrid y que muestra por primera vez gran parte de la inmensa colección de caracolas del poeta chileno.

 

Son casi cuatrocientas piezas de gran valor estético y malacológico las que se exhiben junto a una pequeña selección de libros de su biblioteca privada, que donó junto a las caracolas a la Universidad de Chile, en 1954, al cumplir los cincuenta años. La muestra se completa con material fotográfico y con fragmentos de sus obras, que nos acercan al mundo nerudiano y a su poderosa e inextinguible relación con la naturaleza.

 

El sol apunta ya hacia lo alto y es hora de volver. Suenan en la pequeña bolsa las que hemos encontrado.

Amor al mar. Las caracolas de Neruda

Sede del Instituto Cervantes

Del 02/12/2009 al 24/01/2010

De lunes a sábado de 11 a 14 h y de 17 a 21 h. Domingos y festivos de 11 a 14 h.

Instituto Cervantes - Sala de Exposiciones
C/ Alcalá, 49. 28014 Madrid

http://www.cervantes.es

http://www.cervantes.es/FichasCultura/Ficha58965_00_1.htm

http://cvc.cervantes.es/literatura/caracolas_neruda/default.htm
| 1 Comentario | TrackBacks

No debía tener vértigo. Solo con sus cuadernos buscaba los lugares más solitarios o agrestes. Los picos más escarpados, los acantilados. Caspar David Friedrich (1774-1840), a lápiz o a plumilla, durante largos paseos por el campo o durante sus viajes, intentaba captar los paisajes de la naturaleza, que miraba con la misma mirada que hubiera podido tener el mismo día de la Creación.

 

Friedrich es el autor de El caminante sobre el mar de nubes, que con el tiempo se ha convertido en icono absoluto del Romanticismo. En su paradigma. En el cuadro un viajero permanece parado en lo alto del pico de una montaña, mirando un mar de nubes que se extiende a sus pies. Está de espaldas. Viste de negro. Adelanta una pierna y se apoya en un bastón.

 

caspar.jpg

Durante estos días podemos acercarnos a la Fundación Juan March, en Madrid, y ver la exposición Caspar David Friedrich: arte de dibujar, dedicada a su obra sobre papel. Incluye 70 obras a lápiz, gouaches y acuarelas. Son bocetos y estudios realizados al aire libre y durante sus viajes, agrupadas según los motivos más recurrentes en su obra: arquitecturas solitarias, ruinas, árboles inmensos, montañas, lagos, ríos, parajes olvidados...

 

Una vez dentro, sobre la moqueta de las acogedoras salas de la Juan March,  frente a alguno de los cuadros de Caspar David Friedrich, tal vez nos sintamos como si le diéramos la espalda al mundo, adelantando una pierna y flexionándola, sujetando con la mano un imaginario bastón.

 

Caspar David Friedrich: arte de dibujar

Fundación Juan March

Castelló, 77. 28006 Madrid. Tel. +34 91 435 42 40

www.march.es

Horario
Lunes a sábado: 11,00 a 20,00 h. Domingos y festivos: 10,00 a 14,00 h.
Visitas guiadas gratuitas
Miércoles: 11,00 a 13,30 h. y viernes: 16,30 a 19,00 h.

Visitas de colegios: en el tel. 91 435 42 40 (ext. 296). Lunes: de 11.00 a 13.30 h.

Casa de campo en el bosque, 1797

| Comentarios | TrackBacks

Publicidad

Publicidad

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)