Noviembre 2010 Archivos

Puede ser, aunque algo caro, un regalo inolvidable. Una noche en el hotel Atrio. Es el primer cinco estrellas dentro de la Ciudad Monumental de Cáceres. Y está a punto de abrir. Es cuestión de muy pocos días. El hotel ya acepta las primeras reservas para el puente de diciembre. Y, salvo imprevistos, los primeros clientes estrenarán el establecimiento la próxima semana.

 

El edificio, imaginativa y respetuosamente restaurado, es mitad palacio, mitad casa fortificada. Pero incrustado en la plaza de San Mateo desde hace siglos, participa de la incomparable belleza de esa amalgama de la arquitectura almohade, gótica, renacentista y colonial que es el Cáceres intramuros.

 

atrionoche.jpg

El signo distintivo es el lujo, tanto en el hotel -nueve habitaciones y cinco suites- como en el nuevo restaurante, que continúa entre los más selectos de España con sus dos estrellas Michelín. No en vano pertenece a la cadena Relaix&Chateaux.

 

Y los precios están, claro, en consonancia. Pasar una noche en una de las habitaciones costará entre 250 y 390 euros, aunque si preferimos una de las suites habrá que pagar entre 410 y 700 euros.

 

Con esta apertura, el restaurante Atrio se trasladará desde su actual ubicación en la avenida de España hasta la plaza de san Mateo. Esta mudanza no implicará el cierre del histórico local, que permanecerá en el mismo lugar. Eso sí, las propuestas de uno y otro serán diferentes. El del hotel seguirá la línea más innovadora y exclusiva que tantos éxitos ha reportado a sus propietarios, y el precio del menú oscilará entre los 89 y los 109 euros. Mientras, el restaurante de la avenida de España pasará a especializarse en la gastronomía más tradicional y su carta incluirá platos con un toque histórico. Comer en él será más asequible, entre 35 y 40 euros por comensal.

 

Los primeros clientes vivirán el privilegio de transitar, literalmente, por el atrio, desde la cripta lenticular de la bodega hasta la pérgola. Ya no sólo nos embelesarán las propuestas de la mesa de Jose y Toño. Ahora nos parece escuchar un nuevo latido en el  viejo corazón de la ciudad de Cáceres.

 

Hotel Atrio

http://www.restauranteatrio.com/hotel/hotel.html

Restaurante Atrio

http://www.restauranteatrio.com

Relais & Châteaux

http://www.relaischateaux.com/es
| Comentarios | TrackBacks

Uno se estruja la sesera a la hora de hacer un regalo. ¿Qué compro? Y pretende ser original ¿Qué le puedo comprar? Y lo que es peor,  ¿cómo sorprender a estas alturas? Todos los años lo mismo.

 

GeneticsPhotos corta por lo sano y va al fondo de la cuestión. Plasma tu ADN en un cuadro, una escultura de cristal o una camiseta. Tu genotipo, o el de la persona que quieres, se convierte así en una obra de arte. Una obra de arte que (no podía ser de otra manera) es única, irrepetible. Esta vez tu regalo sí que será personal. Y tan bello como tu código genético.


slide-01-esp2.jpg

Tienen diversas formas de hacerlo. O bien con un G-Portrait de diversos tamaños y colores. Y pueden ser unipersonales, de pareja o de familia incluso. (Aunque estos últimos no parecen muy aconsejables para los que tienen pendientes demandas por no querer hacerse las pruebas de paternidad).

 

O bien con un G-Chromas, diseñado artísticamente utilizando un fragmento de secuencia de ADN de uno de tus genes. Además de pequeñas figuras de cristal (G-Crystal), retratos de bebés con su perfil (G-Portrait Baby) o unas intransferibles camisetas (G-T-Shirt).

 

Si te decides, te envían a casa un estuche con un bastoncillo de algodón que tienes que frotar en el interior de tu mejilla. Lo guardas en su tubo correspondiente y lo envías a GeneticPhotos. Ellos se encargan del resto.

 

A veces te quedas mirando el cuadro, pensativo. Toda la información está ahí, aunque no acabemos de entenderla del todo.

 

GeneticPhotos

Teléfono +34 692 635 123

Web: www.geneticphotos.com

Email info@geneticphotos.com
| Comentarios | TrackBacks

Prácticamente adicta. A las gominolas, al regaliz, a las nubes, a los toffes, a los caramelos... Por no hablar del chocolate y los bombones. Intentas evitarlo pero, en el fondo, lo que más te gustaría es vivir en la Fábrica de Chocolate del señor Wonka.

 

c_Sin-titulo-1.jpg

Últimamente, las humildes gominolas y el clásico regaliz se han sofisticado hasta extremos aún más deliciosos. Ahora, como los muebles, son de diseño y vienen de Suecia. Llevan los suecos devorando golosinas y chocolates más de cien años. Es el país que más consume por habitante. Así que han llegado a convertirlas en una verdadera experiencia, en la que los sabores, los colores, las formas y las texturas cambian, juegan, sorprenden y hacen instantáneamente felices a quienes las prueban.


Desde el brumoso norte han llegado a España y ya ocupan algunas de las tiendas más glamurosas de la capital. En Nuñez de Balboa 28 está la más conocida: Oomuombo. También han abierto en Alcalá, 129 y en Fuencarral, 27. Y más recientemente en Alcalá de Henares, calle Mayor, 76. Good sweets for big children. Ese es su lema. Buenas chuches para niños grandes. (Que es lo que en el fondo somos). Placer, diversión y calidad. Disfruta de sus gominolas ultraácidas que se vuelven dulces tras unos momentos de chupeteo, de su regalíz salado en forma de calavera, de las gelatinas de colores y de las nubes rellenas. Y todo sin conservantes ni colorantes, y muchas de ellas aptas para celiacos y diabéticos.


P1030164W.jpg

En Atocha 16 a muy pocos metros de la Puerta del Sol y de la Plaza Mayor está Pröva-Lo, una tienda de golosinas importadas, la mayoría de Suecia, aunque también las hay finlandesas y danesas. Muchos de estos dulces suecos, que en apariencia pueden recordar a las chucherías tradicionales, son verdaderas delicatessen con nuevos y sorprendentes sabores. Y están tan cuidadas que la mayoría son aptas para celiacos e intolerantes a la lactosa, sin colorantes artificiales, libres de grasas trans y que no han sido manipuladas genéticamente. Prueba los caramelos duros de arándanos o las balas de frambuesa, goma ácida de las buenas.

Sött & Salt, en Goya 113, es otra de las tiendas donde se venden golosuecas. Abrió en 2009 y desde entonces han vendidos kilos y kilos de golosinas. Este mismo año han abierto otra en Santa Engracia 43. Venden vanguardia en forma de chuchería. Y unos deliciosos ratoncitos de tutti frutti.

 

En la calle Fuencarral 133 llama la atención el colorido escaparate de Bon Bon. Están especializados en dulces de todo el mundo, no sólo suecos. Aunque también son una auténtica tentación  los toffes de Holanda o las Jelly Belly americanas con sabores tan chocantes como a palomitas, 7Up, tarta de manzana o algodón de azúcar. Tienen más de 160 tipos distintos de gominolas y caramelos.

 

Las bolsitas se suelen quedar pequeñas.


| Comentarios | TrackBacks

Existen muchos modos de recorrer una ciudad. Y aunque hacerlo a pie sea casi siempre la mejor manera, el tamaño y las largas distancias nos obligan a recurrir a otras alternativas. Desechado el pseudobritánico autobús turístico de dos pisos y los falsamente infantilizados y ridículos trenecitos, una forma distinta de descubrir la ciudad puede ser a bordo de un sidecar.

 

BrightSide ofrece paseos en motos clásicas con sidecar para recorrer y disfrutar Barcelona con distintos y muy diversos recorridos. Son conducidas por guías expertos que nos asesoran en nuestro periplo y tienen capacidad para uno o dos pasajeros.

 

BLG_sidecar2.jpg

Barcelona resulta ideal, con un clima excelente que permite que disfrutemos de ella al aire libre y que entremos en contacto con sus calles, sus monumentos, sus gentes y su historia. Además, podemos hacer las paradas que queramos a lo largo del recorrido para constatar de primera mano los atractivos de la ciudad.

 

Cada paseo establece un equilibrio entre las grandes atracciones, como el templo de la Sagrada Familia o sus emblemáticos monumentos modernistas, y el descubrimiento del lado más auténtico de la ciudad, ajeno a menudo de los circuitos turísticos habituales.

 

El tour más económico, llamado Máquina del Tiempo, cuesta 45 euros por persona (para dos pasajeros) y tiene una duración de una hora y media. Recorre el corazón de Barcelona: la ciudad medieval, el barrio gótico, la ciudad modernista y la pujante vida del downtown barcelonés.

 

Pero hay tours para todos los gustos, desde uno que llaman Barcelooona y que puede durar medio o incluso un día entero, hasta una espectacular ruta nocturna -Night Rider- en busca del alma bohemia de la ciudad, pasando por un  romántico recorrido para la pareja más romántica: Fly Me to the Moon, que si no hasta la luna, sí que nos lleva hasta la sierra de Collserola.

 

El viento en la cara y la ciudad entera a nuestra disposición hacen de estas rutas algo distinto, sorprendidos por una nueva perspectiva y por una mirada distinta. (Gaudí se sujetaba el sombrero de fieltro con una mano mientras que con la otra señalaba hacia lo alto).

 

Más información

http://www.ridebrightside.com
| Comentarios | TrackBacks

Serrano, Lagasca, Velázquez, Padilla, Juan Bravo, Claudio Coello, Don Ramón de la Cruz, Ortega y Gasset, ... Tiene su encanto recitar los nombres de las calles del barrio de Salamanca. Vienen solos unos detrás de otros. Y ya nos sentimos pasear sobre sus grises aceras. Despreocupadamente por barrio tan elegante.

 

Entre algunas de las mejores y más lujosas tiendas de todo Madrid, en el número 99 de la calle Caludio Coello se asoma tímidamente un histórico edificio. Allá por el año del señor del 1594, Carlos de Amberes, natural de esta ciudad en el Ducado de Brabante, cedió varios inmuebles para que sirvieran de albergue a los pobres y peregrinos procedentes de las diecisiete provincias de los Países Bajos que visitaban la Villa de Madrid.


Hoy, sobre el mismo solar, la Fundación Carlos de Amberes intenta mantener los vínculos históricos entre los territorios que formaron parte de la Monarquía Española durante los siglos XVI y XVII, esto es, Bélgica, Holanda, Luxemburgo y el norte de Francia.


poster_ensor.jpg

Desde el pasado 1 de octubre y hasta el próximo 8 de diciembre,  podemos descubrir en sus salas la obra de James Ensor (Ostende, Bélgica, 1860-1949), figura mayor de la vanguardia belga y precursor del dadaísmo, el expresionismo y el surrealismo. Aquí se muestra la colección completa de sus excepcionales grabados, así como una selección de pinturas y algunas máscaras de carnaval.

 

Siempre anduvo Ensor dándole vueltas a lo mismo. Ostende -su ciudad-, la religión, el carnaval, las máscaras, su propia imagen... eran sus temas más reiterados. Y a todo, siempre, le daba un tono más sarcástico que irónico.

 

James Ensor desarrolló un estilo propio, influido por Turner y por los impresionistas, pero atravesado por la tradición flamenca de El Bosco y Brueghel. Siempre resulta expresivo y su más acendrado imaginario está repleto de máscaras de carnaval, esqueletos y otros elementos grotescos y macabros.

 

Fue atrevido y experimental, y aunque se convirtió en un precursor de las vanguardias del siglo XX, siempre se mantuvo obstinadamente al margen de los movimientos de su época. La pintura era ya no sólo un vehículo de expresión de emociones, sino de agria crítica social.

 

Al salir y volver a las grises aceras del elegante barrio de Salamanca, durante unos instantes la mirada disecciona la vida en torno convirtiéndola en estampas de un macabro carnaval. Menos mal que se pasa enseguida.

 

La belleza de lo grotesco.James Ensor
Del 1 de octubre al 8 de diciembre de 2010.

Lunes cerrado.

Fundación Carlos de Amberes

Claudio Coello, 99. 28006 Madrid.

Tel: 91 435 22 01.

http://www.fcamberes.org

Póster para el Salon des Cents ©SABAM
| Comentarios | TrackBacks

Publicidad

Publicidad

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)