Recuperar la noche

El punto primero de la Declaración de la Luz de las Estrellas establece "el derecho a un cielo nocturno no contaminado que permita disfrutar de la contemplación del firmamento, debe considerarse como un derecho inalienable de la Humanidad, equiparable al resto de los derechos ambientales, sociales y culturales. La progresiva degradación del cielo nocturno ha de ser considerada como un riesgo inminente que conlleva la pérdida de un recurso fundamental".

 

sxc.huPaolo-Gadler.jpg

Vamos, que cada vez es más complicado disfrutar de una noche estrellada. Algo tan natural. Algo tan simple. Pero nos hemos empeñado en contaminarlo todo. De deshechos, de ruido, de humo...hasta de luz.

 

Pero afortunadamente aún quedan lugares para una tranquila contemplación. El Parque Nacional de Monfragüe, en la provincia de Cáceres, aspira a convertirse en Reserva Starlight, un sello de calidad turística del que gozan sólo cinco lugares en el mundo y que distingue a aquellos espacios que permiten disfrutar de un cielo nocturno no contaminado y de la luz de las estrellas.

 

Se trata de una iniciativa de la Fundación Starlight, apoyada por la Unesco y la Organización Mundial del Turismo (OMT), que pretende recuperar la noche para la ciencia y el turismo, y que fija unos requisitos muy exigentes a los socios de este selecto club. Sólo cinco lugares del mundo gozan de esta etiqueta -en España únicamente la isla canaria de La Palma- y otros cuatro más, entre ellos Monfragüe, han iniciado el proceso para optar a ella.

 

El silencio de la noche en la dehesa, los grillos, un lejano rumor y la amortiguada respiración de cada árbol nos invitan a levantar la cabeza y observar arriba, perplejos, el prodigioso mapa del cielo, tachonado con la luz de las estrellas y las constelaciones.

 

Más información
Fundación Starlight
Parque Nacional Monfragüe


Foto: © Paolo Gadler/sxc.hu

| 1 Comentarios | TrackBacks

No hay TrackBacks

URL del TrackBack: http://blogs.hellovisitspain.com/mt/mt-tb.cgi/122

1 Comentario

es cierto cada vez resulta más difícil encontrar por las noches el lugar idóneo para recrearse en la soledad y el silencio ideal de la propia noche. Y eso claro está es producto del nivel de degradación de la viada en la que estamos inmersos

Deja un comentario

Publicidad

Publicidad

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)