Las canciones del verano

3361267132_8c621c25f3_o[1].jpgLa canción del verano este año para algunos, bajo el sol, bajo la luna, será Suzanne, tan lenta y carnal como una oración en la voz inquietantemente sacerdotal de Leonard Cohen. El bardo canadiense recorrerá nuestro país en una extensa gira. El once de agosto estará en Palma de Mallorca, el trece en Vigo y el quince en Girona. Y ya en septiembre, para decir adiós al verano con esas venerables salmodias que son Dance me to the end of love o el inconmensurable Famous blue raincoat, sonarán de nuevo el día doce en Madrid, el trece en Atarfe, Granada, el diecisiete en Bilbao y el ventiuno en Barcelona.

 

Para otros la canción del verano será alguna de las que desgrane con su inagotable fervor vaquero John Fogerty, que por primera vez actúa en nuestro país. El día diez de julio en San Javier, el once en Córdoba, el trece en Madrid y el catorce en Barcelona. Proud Mary, Born on the Bayou, Down in the corner, Fortunate Son...Y sobre todo Who'll stop the rain.

 

Habrá quien recupere este verano As tears go by, que Mike Jagger y Keith Richards  regalaron a Marianne Faithfull allá por 1964. Ella viene a nuestro país el día nueve de julio para cantar en Cartagena, y el día diez lo hará en Sallent de Gállego. Esperamos también This Little Bird, Summer Night y Sister Morphine. Grave y deliciosa.

 

En Benicàssim, el día dieciseis de julio la canción del verano será para muchos Wonderwall, que diccionará de nuevo Liam al frente de unos Oasis repletos de actitud. Al día siguiente, en el mismo escenario, Paul Weller nos hablará de Town Called Malice. Y la noche, una noche más, será nuestra.

 

Son tantas las canciones que caben en un verano como los veranos que caben en una canción.

 

Otro post scriptum

...en un verano que puedes iniciar ya mismo asistiendo a los conciertos del artista más injustamente ignorado de nuestro país. No es exageración. Malcolm Scarpa actúa el seis de junio en Madrid (Sala Contraclub, Bailén, 16), el día dieciocho en Durango, el diecinueve en Las Arenas y el veintiuno en Bilbao. Blues de verdad, deliciosos caramelos pop para adultos y leves derivaciones fronterizas.
Seguro que canta El traje vacío, una canción para esos días del verano que estropea, o alivia, un buen chaparrón.

 

Foto: Darkolina Tsukino/Creative Commons
| Comentarios | TrackBacks

No hay TrackBacks

URL del TrackBack: http://blogs.hellovisitspain.com/mt/mt-tb.cgi/63

Deja un comentario

Publicidad

Publicidad

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)