25 de noviembre. Escrito en el último día en alta mar.

zulu.jpgApenas quedan 220 millas para llegar a la isla caribeña de Santa Lucía, muy probablemente mañana al atardecer. Se intuye duro el momento de poner pie en tierra y volver a encender el móvil después de haber estado desenchufado del mundo durante más de dos semanas, sin más conexión con la realidad que los primitivos mensajes a través del teléfono vía satélite con el que os llegan noticias de esta travesía oceánica.

Y eso que podíamos haber escuchado en algún momento las noticias de Radio Exterior, que al parecer llegan con total nitidez a través de la BLU, pero nadie ha tenido semejante tentación. Aislarse, pero de verdad, es tal lujazo que hay que aprovecharlo a fondo. Ya habrá tiempo de ilustrarse con el último episodio del caso Gürtel o con el desenlace del secuestro de los pescadores del Alakrana en las aguas del Índico.

Y habrá tiempo también de leer todos los mensajes acumulados y atrasados, y de ir digiriendo los "fuegos" que tocará ir apagando, de uno en uno, de vuelta al trabajo. Pero aún no.

Todavía, aunque ya solo por una veintena de horas más, seguimos cabalgando sobre las olas, sobrevolados por aves marinas que nos permiten admirar muy de cerca sus planeos y zambullidas en picado, para evitar el cruce con algunos de los peces voladores que espanta a su paso el Zulú.

Y sobrevolados también de noche por emocionados cielos estrellados que será imposible olvidar. Hace dos noches, durante la guardia de cuatro a seis de la madrugada, avanzábamos justo a caballo entre la Estrella Polar que indica a los marinos por donde queda el norte, y la Cruz del Sur. Y a pesar de ser la reina de los cielos del hemisferio opuesto, también se lleva ya dejando avistar desde aquí desde hace muchos días. Una a babor y otra a estribor, haciéndote sentir como una gota insignificante en mitad de este océano, y al tiempo un testigo de excepción de esta maravilla cotidiana que parecía lucir sólo para nosotros.

Ya hemos puesto a enfriar dos botellas de champán para el primero que aviste tierra.
| Comentarios | TrackBacks

No hay TrackBacks

URL del TrackBack: http://blogs.hellovisitspain.com/mt/mt-tb.cgi/94

Deja un comentario

Publicidad

Publicidad

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)