A la última y a la penúltima: Resultados de la búsqueda

Resultados etiquetados como “cáceres”

img1.jpg

El año que está a punto de caernos encima va a servir también para conmemorar el V Centenario del nacimiento en Trujillo de Francisco de Orellana (1511-1546), el descubridor del río Amazonas y uno de los mayores aventureros de la historia del reino de España.

 

Tenía sólo 16 años cuando Orellana decide embarcarse hacia los nuevos mundos. Con sus primos Francisco, Juan, Hernando y Gonzalo Pizarro participa en las conquistas de Lima, Cuzco, Puerto Viejo y Trujillo, para fundar en 1538 la ciudad de Santiago de Guayaquil.

 

Pero ha pasado a la historia por una de sus expediciones, en la que, al borde de la desesperación, lo enmarañado de las espesas selvas, los ataques de los indios, las picaduras de insectos y las mordeduras de serpientes venenosas, le llevaron a adelantarse con unos pocos hombres en dos barcazas a través de los ríos Napo y del Coca. Perseguidos por las tribus que poblaban aquellas zonas, desde los aucas y los jíbaros hasta los omaguas, y sorprendidos por unas exuberantes guerreras que disparaban flechas envenenadas -las amazonas con las que Orellana bautizaría al mayor río del mundo- llegaron exhaustos, el 26 de agosto de 1542, a su desembocadura.

 

Ahora, aquella casa de hijosdalgos aposentos, con su torre de almenada, con arco apuntado en la portada bajo los diez roeles del escudo de los Orellana, donde nació y se crió, es un hotelito encantador, lujoso y discreto. Se llama La Casa de Orellana y está situado en el barrio noble de la villa medieval de Trujillo, junto a la iglesia de Santa María la Mayor de la Asunción.


hab9.jpg

El hotel cuenta únicamente con cinco habitaciones: la de Francisco de Orellana, la Torre de Don Gonzalo -el más temerario y rebelde de los Pizarro-, la de Fray Gaspar de Carvajal -el capellán, también tripulante de la expedición, quien relató los pormenores del descubrimiento y descenso del Amazonas desde su inicio a su desembocadura en su célebre Relacción del nuevo descubrimiento del famoso río Grande de las Amazonas que descubrió por muy gran ventura el capitán Francisco de Orellana-, la de Cosme de Chaves -padrastro de Orellana-, y la de Ana de Ayala -con la que contrajo matrimonio en la sevillana iglesia de la Macarena el 24 de Noviembre de 1544-.

 

Aún se escuchan por el zaguán de entrada el eco de unas pisadas, jóvenes y apresuradas, que nos llegan directamente desde los primeros años del siglo XVI. Esto es Trujillo. Y ésta, la casa donde nació y creció Francisco de Orellana.


Buenas noches.

 

Hotel Casa de Orellana
Calle de las Palomas, 5-7. 10200 Trujillo (Cáceres).
Tel: (+34) 927 65 92 65
Mov: (+34) 696 70 02 25
Fax : (+34) 927 32 34 63
www.casadeorellana.com


Puede ser, aunque algo caro, un regalo inolvidable. Una noche en el hotel Atrio. Es el primer cinco estrellas dentro de la Ciudad Monumental de Cáceres. Y está a punto de abrir. Es cuestión de muy pocos días. El hotel ya acepta las primeras reservas para el puente de diciembre. Y, salvo imprevistos, los primeros clientes estrenarán el establecimiento la próxima semana.

 

El edificio, imaginativa y respetuosamente restaurado, es mitad palacio, mitad casa fortificada. Pero incrustado en la plaza de San Mateo desde hace siglos, participa de la incomparable belleza de esa amalgama de la arquitectura almohade, gótica, renacentista y colonial que es el Cáceres intramuros.

 

atrionoche.jpg

El signo distintivo es el lujo, tanto en el hotel -nueve habitaciones y cinco suites- como en el nuevo restaurante, que continúa entre los más selectos de España con sus dos estrellas Michelín. No en vano pertenece a la cadena Relaix&Chateaux.

 

Y los precios están, claro, en consonancia. Pasar una noche en una de las habitaciones costará entre 250 y 390 euros, aunque si preferimos una de las suites habrá que pagar entre 410 y 700 euros.

 

Con esta apertura, el restaurante Atrio se trasladará desde su actual ubicación en la avenida de España hasta la plaza de san Mateo. Esta mudanza no implicará el cierre del histórico local, que permanecerá en el mismo lugar. Eso sí, las propuestas de uno y otro serán diferentes. El del hotel seguirá la línea más innovadora y exclusiva que tantos éxitos ha reportado a sus propietarios, y el precio del menú oscilará entre los 89 y los 109 euros. Mientras, el restaurante de la avenida de España pasará a especializarse en la gastronomía más tradicional y su carta incluirá platos con un toque histórico. Comer en él será más asequible, entre 35 y 40 euros por comensal.

 

Los primeros clientes vivirán el privilegio de transitar, literalmente, por el atrio, desde la cripta lenticular de la bodega hasta la pérgola. Ya no sólo nos embelesarán las propuestas de la mesa de Jose y Toño. Ahora nos parece escuchar un nuevo latido en el  viejo corazón de la ciudad de Cáceres.

 

Hotel Atrio

http://www.restauranteatrio.com/hotel/hotel.html

Restaurante Atrio

http://www.restauranteatrio.com

Relais & Châteaux

http://www.relaischateaux.com/es

El punto primero de la Declaración de la Luz de las Estrellas establece "el derecho a un cielo nocturno no contaminado que permita disfrutar de la contemplación del firmamento, debe considerarse como un derecho inalienable de la Humanidad, equiparable al resto de los derechos ambientales, sociales y culturales. La progresiva degradación del cielo nocturno ha de ser considerada como un riesgo inminente que conlleva la pérdida de un recurso fundamental".

 

sxc.huPaolo-Gadler.jpg

Vamos, que cada vez es más complicado disfrutar de una noche estrellada. Algo tan natural. Algo tan simple. Pero nos hemos empeñado en contaminarlo todo. De deshechos, de ruido, de humo...hasta de luz.

 

Pero afortunadamente aún quedan lugares para una tranquila contemplación. El Parque Nacional de Monfragüe, en la provincia de Cáceres, aspira a convertirse en Reserva Starlight, un sello de calidad turística del que gozan sólo cinco lugares en el mundo y que distingue a aquellos espacios que permiten disfrutar de un cielo nocturno no contaminado y de la luz de las estrellas.

 

Se trata de una iniciativa de la Fundación Starlight, apoyada por la Unesco y la Organización Mundial del Turismo (OMT), que pretende recuperar la noche para la ciencia y el turismo, y que fija unos requisitos muy exigentes a los socios de este selecto club. Sólo cinco lugares del mundo gozan de esta etiqueta -en España únicamente la isla canaria de La Palma- y otros cuatro más, entre ellos Monfragüe, han iniciado el proceso para optar a ella.

 

El silencio de la noche en la dehesa, los grillos, un lejano rumor y la amortiguada respiración de cada árbol nos invitan a levantar la cabeza y observar arriba, perplejos, el prodigioso mapa del cielo, tachonado con la luz de las estrellas y las constelaciones.

 

Más información
Fundación Starlight
Parque Nacional Monfragüe


Foto: © Paolo Gadler/sxc.hu

Sin título-1 copia.jpg

Ah, las monjitas. Siguen rezando y ayudando y haciendo dulces desde hace siglos. No paran.

Las del Convento de San Pablo de Cáceres nos van a traer Yemas de San Pablo, Cortaditos de Cidra y Palmeras de Hojaldre y las del Monasterio de Santa Clara, también de Cáceres, Mazapán, Perrunillas y Nevaditos.

Desde Trujillo las monjas del Convento de la Orden Jerónima vendrán con Tocinillos de Cielo y Bizcochos, y las del Convento de Santa Clara, con Pastas de Pizarro, Bolitas de Coco, Petisús y Pastas de Almendra. Desde Llerena, las hermanas del Convento de Santa Clara nos ofrecerán sus Corazones, Tejas, Madroños, Sultanas y Princesitas. Las del Monasterio de Nuestra Señora de la Salud, de Garrovillas, Suspiros, Galletas de Leche y Flores de Almendra. Desde Siruela, las monjas del Convento de la Purísima Concepción se acercarán cargadas de Delicias de Nueces, Bocaditos de Yema y Turrón de Praliné. Y las del Convento de Santa Clara de Montijo, con Anguilas, Estrellitas, Pestiños y Alfajores. También las monjas del Convento de la Encarnación de Plasencia nos invitarán a que probemos sus Rosquillas de Palo, sus Yemas de Santa Rosa y sus Flores de Oriente. Y las del Convento de la Madre de Dios de Coria traen Piñonate de Almendras, Polvorones y Corazones de San Francisco.

Incluso desde Toledo, las hermanas del Convento de Santo Domingo el Antiguo harán que probemos Delicias de Mazapán y Pastas de Piñones. Y de más lejos aún, desde Córdoba, las monjas del Convento de Santa Cruz, traerán sus Mermeladas, sus Mantecados de Ajonjolí y sus Polvorones de Viena. Uf. Habrá que tener cuidado y elegir bien.

 

Estos conventos aportarán unos 15.000 kilos de pastelitos y otros productos de repostería para la I Feria del Dulce Conventual Sabor a Gloria de Cáceres, que se celebrará entre los próximos días 5 y 6 de diciembre en la la Iglesia de la San Francisco Javier, también conocida como La Preciosa Sangre, y en el Palacio de los Golfines de Arriba, donde se organizarán los talleres de repostería y las degustaciones. La programación se completa con actuaciones de música sacra y villancicos.


El beneficio de los ingresos obtenidos de la venta de dulces y de las entradas (sólo un euro) será para los comedores sociales de la ciudad, a través de Cáritas Diocesana.


Podremos recuperar en cada bocado la paz de los claustros y el recuerdo de una vida austera y lejana. De algo que no está hecho ni con prisas ni con máquinas.

Ah, las monjitas. Menos mal que queda alguien rezando por nosotros.

 

www.dulceconventual.com

Serán mudas las piedras de los palacios y casonas de la ciudad vieja de Cáceres, pero ellas ya saben que durante todo un fin de semana de esta primavera van a volver a escuchar, como cada año, músicas lejanas, melodías diversas y ritmos exóticos. Entre el 7 y el 10 de mayo, sus plazas y calles de llenarán de miles de personas dispuestas a participar en una celebración única, donde la música, que nos llega desde los cinco continentes, expande por la ciudad raudales de buenas vibraciones.

 

Seckou_Keita_autor-Sean-Mac.jpgLa cita multicultural y global ideada por Peter Gabriel, nos llevará a Mali (Salif Keita, Amadou & Mariam y Smod), a Colombia (Aterciopelados), a Cuba (Elíades Ochoa), a Francia (Hindi Zahra), a Israel (Mor Karbassi), a Rumanía, Eslovenia y Serbia (Paprika Balkanicus), a Inglaterra (Rachel Unthank and The Winterset), a Senegal (Seckou Keita Quartet, en la foto), a Sudáfrica (BLK JKS), a Burkina Faso (Víctor Deme) y al Sáhara (Toumast). En cuanto a la música de aquí, serán DePedro, Maite Martín y La Shica, junto a los extremeños Alambiqueña del Oeste, Carlos Ojeda, Inlavables y Manantial Folk, los que pongan acento castellano.

 

Este encuentro con las músicas, artes y danzas del mundo es también una ocasión para participar: son varios los talleres de música, danza y percusión en los que artistas llegados de todos los rincones del mundo nos enseñarán a entender mejor sus culturas, a cómo hacer sonar sus instrumentos y a cómo bailar sus bailes.

  logo_WOMAD[1].jpg

Acercarse ése fin de semana a Cáceres será viajar en el tiempo (al torcer una calle te das de bruces con la Edad Media, al llegar a una plaza accedes de repente al Renacimiento). Y también será como viajar en el espacio (la música que vino de tan lejos te lleva lejos, sintiéndola ahora tan cerca).

Son ya muchos años de música con corazón.
Y el latido perdura.

 WOMAD CÁCERES 2009

7, 8, 9 y 10 de mayo

1

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)