Alguien ha pensado en mí

parqueciencias.jpgEmpeñada como estoy en ponerle las cosas fáciles a mi familia, me propuse organizar nuestro viaje de fin de semana con antelación atendiendo a un único requisito: dejar por un día el monovolumen aparcado en casa y emprender la aventura de viajar en tren. Fue difícil, no se vayan a pensar, acostumbrados como estamos a considerar al coche como a uno más de la familia. Con todo el territorio nacional por delante, busqué entré mis favoritos la dirección de Renfe (www.renfe.es) y a volar, digo, a navegar.


Renfe lo da ya todo pensado en su web: destinos, horarios, precios... Y luego están nuestros requisitos: niños de 0 a 8 años, abuelos, animal de compañía... Aplican descuento por familia numerosa -entre un 50 y 70% según el número de miembros-, los pequeños no pagan hasta los cuatro años, entre ocho y 14 años aplican una rebaja en su billete del 40%, eso sí, tienen asiento propio. Los abuelos tienen a su disposición la Tarjeta Dorada y beneficiarse de rebajas de entre un 25 y un 40%. Y Puck, nuestro perro, también tiene sus derechos (y sus deberes), por supuesto; para eso paga. En otra ocasión tendré en consideración lo de viajar con bicicletas.


En un principio se me pasó por la cabeza la opción de los trenes-hotel, ya que el viaje se realiza mientras los niños duermen y ofrece todos los servicios de un hotel. También estaba la opción de acercarnos a un parque temático, pues la mayoría de ellos tiene su propio apeadero y, en determinados periodos, ofrecen además tarifas especiales que incluyen billetes de idea y vuelta y entradas de uno o varios días al parque. Puestos a tener ideas, más cómodo sería organizar una salida didáctica en tren. Tenía varias opciones: el tren de la fresa (Madrid-Aranjuez), el de Cervantes (Madrid-Alcalá de Henares), el cremallera de Vall de Nuria (Girona), el de vapor entre Monistrol y Montserrat, el de la costa entre Alicante y Denia, y así una larga lista de trenes que te pasean por ciudades, suben montañas, se acercan a castillos o recorren parques naturales. Claro que, por un momento llegué a soñar subirnos al Transcantábrico y perdernos ocho días y siete noches por la España más Verde, de Santiago de Compostela a León.

Destino decidido: el Parque de las Ciencias de Granada (www.parqueciencias.com), recién inaugurado. El paquete incluye el viaje de ida y vuelta, los desplazamientos en autobús desde la estación al parque y la entrada. La experiencia, gratificante. Los niños lo pasaron en grande. Volveré a echar mano de esas propuestas temáticas de Renfe para otras ocasiones. Por un momento, alguien ha pensado en mí sin habérselo pedido.

| 1 Comentarios | TrackBacks

No hay TrackBacks

URL del TrackBack: http://blogs.hellovisitspain.com/mt/mt-tb.cgi/12

1 Comentario

Yo he hecho con mis hijos el tren de Cervantes y os aseguro que merece la pena. Alcalá de Henares es una ciudad con mucho encanto y para los que vivimos en Madrid sería imperdonable no acercarnos a verla. El trayecto en tren está amenizado por actores, al igual que la visita a la ciudad con lo que es perfecto para ir con niños. Sin duda una propuesta muy recomendable para cualquier sábado de la próxima primavera

Deja un comentario

Publicidad

Publicidad

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)